tentaculo derecho
Anuncio importante: Subcultura cierra el 31 de enero. Más info aquí.
Blogs Gadelan → Rapsodias
Gadelan

Últimas entradas en el weblog

Rapsodias

Escrito por Gadelan el 07/12/2014
Una rapsodia es un poema épico que está pensado para ser declamado emotivamente. Al placer del orador. Si tiene ganas de reír, ríe. Si se quiere parar, para. Si quiere continuar, continúa. Si quiere alzar su voz, la alza. Si quiere ser suave, se suaviza. Y así.

Rápidamente los músicos adaptaron esta idea. Empiezo una composición y, cuando me dé la gana, cambio de tema. De un tema alegre paso a uno triste. De uno rápido a uno lento. De uno mayor a otro menor. De una tonalidad a su relativa. De una instrumentación a otra. Cada parte, un mundo.

Bohemian Rhapsody

Son unos tramposos estos músicos. En vez de desarrollar un tema, añadir tensión y contraste… te cambian el ritmo. ¡Y realmente funciona en la música! El oído se cansa de las repeticiones. Agradece un cambio. Si no lo creéis, echadle una audición a algún músico minimalista.

Kaf

Si no hay cambio, nos aburrimos. Además, desde el punto de vista creativo es lo más sencillo. Empezar algo y, cuando no nos termina de convencer, cambiamos antes de que nadie lo advierta. Sigo como si nada. A empezar de cero de nuevo. Fresco como una lechuga.

Lo malo es que lo que funciona en la música o en la oratoria no es válido para una historia. Una historia no es una colección inconexa de hechos. Una historia es algo que pasa. Algo que comienza y que acaba.

Es tan fácil hacer o, mejor dicho, caer en una rapsodia que cada día veo unas pocas historias así. ¿Los síntomas? Muy claros:

- Hay cambios continuos en la trama. Las ideas no se desarrollan. La historia tiene muy buenas ideas, pero ¿y qué?
- Si se llega al final (generalmente el final de una parte), no es recapitulador. Podría haber ocurrido en cualquier otro momento. Podría haber sido de otra manera. No hay nada o muy pocas cosas que resolver.
- El contraste se consigue escalando en intensidad y estridencia. Cada vez un enemigo más poderoso. Cada vez un nivel más para el protagonista. Si se acaba la tierra, tenemos otros planetas. Si se acaban los planetas, tenemos otros sistemas. Si se acaban los sistemas, ¡la galaxia! ¡El universo! ¡Los metaversos!
- Siempre aparecen personajes nuevos para mantener la historia viva. Los personajes antiguos se olvidan o pasan a ser inútiles. ¿Os acordáis de los malos de Dragon Ball que se hacían buenos y... qué pasaba con ellos?
- Las historias de cada sección no se relacionan con las de otra sección. Como no hay un tema principal, hay una falta de coherencia. No hay aumento de apuestas porque se desechan en cada cambio de sección.
- No hay un conflicto global o no influye en lo que pasa directamente. Sólo hay conflicto relevante en cada una de las partes. En los webcómics eso significa que nunca hay expectativas de final.
- Aumento de la deuda técnica. La explicación de lo que queda sin responder se posterga. Cada vez es más difícil responderlo todo. Cada vez es más difícil para el autor diseñar la siguiente página. Cada vez se actualiza más lentamente.
- Con un final que no está cerca, con páginas cada vez más difícil de hacer, cada vez más personajes, más problemas que no se desarrollan ni resuelven, ¿a qué llegamos? Reinicios de webcómic. Abandonos de webcómic.

¿A que habéis visto algún que otro webcómic con algún que otro síntoma? Bueno. Si sois autores no desesperéis. Que hayáis llegado hasta aquí significa que podéis arreglarlo porque habéis detectado el problema. Mi recomendación es que ideéis un final cuanto antes mejor. Antes en el tiempo y antes en la historia. Que haya el menor número de páginas entre el lugar en el que estáis y el final. Acabad cuanto antes y a cualquier precio.

Luego, intentad que vuestra siguiente historia sea un rondó.

Hacedle caso a Mozart

Los rondós tienen cambio de tema, como las rapsodias, pero mantienen una repetición que da coherencia a todo. Digamos que si una rapsodia es ABCDEFG, un rondó es ABACADAEA. Es casi tan fácil de hacer como una rapsodia: lo primero que se te venga a la cabeza, pero inmediatamente debes buscar el tema que se repite y agruparlo con la idea que hayas tenido.

Para no volver a los problemas de las rapsodias, que esta historia sea corta. Si no lo consigues, idea un final rápido y repite con otra historia. Repite. Repite. Si yo os contara la cantidad de rondós que tengo archivados para no volver a ver la luz…

Finalmente, cuando hacer un rondó sea sencillo para ti, puedes pasar a la siguiente y última fase. La fuga.

Fuga visual

En una fuga hay muy pocos temas, pero varían, se modifican y se expanden. Es la estructura perfecta para una historia. Algo así como AAAAAAAA. Todo relacionado con todo. No hay una frase que no sirva para algo. Todos los personajes tienen su función. El final es inevitable y resuelve todos los problemas de golpe. Para bien o para mal.

Esto, amigos, es muy difícil. Nunca se termina de aprender. Nunca se termina de practicar. Hay que trabajar, buscar, rescribir y, sobre todo, cortar mucho. No creáis que, en promedio, vayáis a dejar más de una o dos páginas terminadas al día. Quizás una a la semana. O menos.

Y hablo del guión.

Escuchando: a estos minimalistas.

Soñando: con irme a dormir.

Escribir un comentario en esta entrada

Si tienes cuenta puedes loguearte aquí y, sino, puedes registrarte aquí.

Lo sentimos, pero es necesario.
    BBcode  —  Normas de convivencia
    1. Avatar de Krugos
      Krugos dijo el 09/12/2014

      @Gadelan: Es una pena que la pieza de Liszt no sirviera de ejemplo, pero la canción de Queen fue una elección interesante y sin dudas es también una obra maestra. :)
    2. Avatar de Gadelan
      Gadelan dijo el 09/12/2014

      @Krugos: Estuve tentado de poner la Rapsodia Húngara, pero no es buen ejemplo de rapsodia. Para empezar sólo tiene dos partes y, además, los temas se desarrollan bastante en cada una de las partes y entre las partes. Por eso puse Bohemian Rhapsody. Tiene cuatro o cinco partes y únicamente la coda final hace referencia a una parte anterior.

      @Kitsune: Me alegra haberte enseñado algo. Aunque recuerda, realmente estoy hablando de webcómics, no de música.
    3. Avatar de Kitsune
      Kitsune dijo el 09/12/2014

      Muy interesante, aunque había escuchado de las rapsodias nunca había profundizado en éstas.
      Genial información.
    4. Avatar de Krugos
      Krugos dijo el 07/12/2014

      Jeje, curiosas las comparaciones de formas musicales con estructuras narrativas.

      ¿Por qué no hay un link a la segunda Rapsodia Húngara de Liszt? No se puede hablar de rapsodias sin nombrarla. :)

      A mí no me cansan los minimalistas, podría escuchar el concierto para violín de Philip Glass repetirse una y otra vez durante todo el día.