tentaculo derecho
Anuncio importante: Subcultura cierra el 31 de enero. Más info aquí.
Blogs Lord_locke → Fresco
Lord_locke

Últimas entradas en el weblog

Fresco

Escrito por Lord_locke el 28/07/2011
Otro Pacorto dedicado a la hija de Paco. Es bastante fácil darle un sentido gracioso a las cosas comunes cuando piensas en esta chica. Una pequeña participación de Paco, quien hace una escena basada en mi una de mi propio padre (Es gracioso, pero no, no lo he exagerado). Espero les guste, bastante corto pero muy puro.
************
Fresco.
Como toda chica sensata y con calor, Sofía pasa los calientes días del verano recostada en el sofá, intentando ver la televisión mientras se abanica con una vieja revista. Por más que lo intenta, no puede estar fresca. Si su moral se lo permitiese, andaría solo en bragas por la casa aunque claro, eso no iba a pasar. Se conformaba con una playera de tirantes y unos pantaloncillos cortos de un chilloso color rosa y una coleta que alejaba su caliente cabello de su cuello.
– ¡Oh! ¡Cuánto calor! –Se queja Sofy con voz gruesa retorciéndose en el sofá.

Su madre sale de la cocina y le mira extrañada.
–Cuando tenía tu edad no solíamos quejarnos del calor.
–Cuando tenias mi edad la capa de ozono apenas y empezaba a afectarse por las emisiones nocivas de los primeros autos. –Refuta Sofy intentando abanicar más fuerte.
–Como sea, cuando era tan joven como tú pasaba los veranos en las piscinas de la cuidad. Era famosa por mi escultural figura en bañador.
– ¡Cállate Mamá! ¡Odiaría tener que imaginarte en traje de baño!
–Como me ves te veraz hija, como me vez te veraz. –Dice su madre desapareciendo por el pasillo.
– ¡Me haré un millón de cirugías antes de eso! –Grita Sofy levantándose un poco para terminar recostada de nuevo.

Al poco tiempo tocan la puerta de entrada y sin escuchar un “puedes entrar” primero, entra Sharon, la amiga de Sofy desde que ha entrado a la secundaria de GenosVille.
– ¡Holis, Holis! –Grita Sharon entrando con un par de helados de fresa.
– ¡Me salvaste amiga! –Dice Sofy levantándose para tomar su helado. –Creí que me derretiría antes de que acabara el día.
–Ha hecho mucho calor últimamente. ¿No crees?
–Sí. Es fatal. El otro día que venía en el camión de la escuela, estaba muy emocionado porque vi agua en la calle.
– ¿Agua en la calle? ¿Había llovido?
–Eso mismo pensé yo, Sharon. Pero me decepcioné al notar que se trataba de uno de esos espejismos que se ven en la calle cuando el sol está al rojo vivo. ¡Ya te imaginaras lo estúpida que me sentía cuando bajé del camión y a lo poco estaba jadeando como un perro sediento!
–Es verdad. Odio esos tontos espejismos. Al auto de papá le pasa algo parecido.
– ¿Se le ve agua encima?
– ¡Eso quisiera, Sofy! De hecho, cuando lo ves desde cierto ángulo pareciera que le sale humo al auto. Como si se estuviese cocinando.
– ¡Oh, Si! Esas raras ondas que se ven en los autos al hacer mucho calor. Una vez pasó lo mismo con un auto de papá. Pensamos que era ese espejismo del que hablas, pero resultó que la gasolina se estaba evaporando y después el auto exploto.
– ¡¿En verdad?!
– ¡No te miento!, tuve que asistir a la graduación de la primaria sin cejas.
–Odio el calor. Quisiera vivir en Alaska.
–Tal vez la película de “Perdidos en la Antártida” nos refresque un poco. –Dice Sofy colocando la película en el DVD.
– Eso espero. ¡Pero qué calor hace aquí! ¿Cuándo comprará tu padre un aparato de clima?
–Ah, no lo sé. Fíjate que incluso ha estado trabajando horas extras para pagar un clima.

Mientras tanto, bastante lejos de cada de los Rodríguez. En el Banco Nuclear, Paco era acosado por la seguridad del lugar.
–Sr. Rodríguez, el jefe nos ha dicho que su turno ha terminado hace tres horas. ¿Por qué no se va a su casa? –Le dice el guardia moviendo la porra de un lado a otro.

Paco abre la boca y su aliento se hace visible.
–Este lugar es tan fresco. Yo no tengo clima en casa. –Espeta Paco frotándose los brazos por el frio de la oficina.
–Tiene razón. Yo tampoco quisiera irme, pero tengo que ir a ver a mi nieto en su primera obra de la escuela.
–Oh, ¡espero te diviertas Steve!
–Cierra cuando salga Sr. Rodríguez. –Dice el guardia entregándole las llaves a Paco.
–No cuentes con eso amigo. –Dice tras apagarse las luces. –Oh. Que fresquito

Escribir un comentario en esta entrada

Si tienes cuenta puedes loguearte aquí y, sino, puedes registrarte aquí.

Lo sentimos, pero es necesario.
    BBcode  —  Normas de convivencia