tentaculo derecho
Anuncio importante: Subcultura cierra el 31 de enero. Más info aquí.
Blogs huerfanos → Huérfanos 4 - Crueldad y la bestia
huerfanos

Últimas entradas en el weblog

Huérfanos 4 - Crueldad y la bestia

Escrito por huerfanos el 28/04/2015Huérfanos
¿Y esto era solo el principio?

Permitid que hoy os cuente yo una historia.

Hace algunos años, asistí a una fiesta de cumpleaños. El homenajeado, temiendo que faltara comida, se había abastecido de, literalmente, sacos de aperitivos para picar: cantidades industriales de frutos secos, galletas, patatas y ganchitos. Ante semejante oportunidad, algunos de los asistentes aprovechamos para hincharnos de porquerías hasta casi reventar. Cuando ya estábamos saciados hasta más allá de lo saludable, la madre de nuestro amigo empezó a recoger los platos y realizó un anuncio que nos aterrorizó: “Y ahora, a comer.”

Un sudor frío generalizado recorrió nuestras espaldas. Parafraseando a un colega: “nunca antes había sentido arcadas ante un montón de comida”.

Esta pequeña anécdota me viene al pelo para hablar de este primer ciclo de Huérfanos: nos hemos tirado 88 páginas picando aquí y allá, llevando al lector y a los personajes de un lado para otro… ¡y ni siquiera hemos llegado al plato fuerte! ¿No será algo indigesto para nuestros lectores?

Con este número hemos conseguido nuestro primer propósito: reunir a un grupo de personajes y poner al lector en antecedentes de su origen antes incluso de empezar siquiera a saber a qué viene todo esto… Puede que lo hayamos hecho al revés de cómo suele hacerse, pero ¿es que no había quedado claro que este era un cómic diferente?

Y como muestra, el “héroe” protagonista de este número: un sádico morboso, un camello sin escrúpulos y, además, una víctima de la moda; no se puede pedir más. Tal vez habríamos podido ceder a la tentación de tener un grupo de compañeros bien avenidos como protagonistas, pero esto no es Friends, ¿sabes? Desde el principio ésta tenía que ser una historia de miedo, e Ismael aporta al tono de la serie ese punto justo de inquietud poco complaciente. Si lo que esperabas era una pandilla de resolvedores de misterios que al final desenmascaran al malo, siempre puedes revisar viejos episodios de Scooby Doo.
Y en fin, como venía diciendo Yago al final del primer episodio, esto sólo es el principio. Enric os prometió un grupo en su última columna, y aquí lo tenéis. Ya podéis ir digiriendo los ganchitos, que ahora viene la comida de verdad.

Espero que no os den arcadas, de verdad.

M.A. Garcias
Palma de Mallorca, Junio de 2004

PD. Cuando escribo estas líneas han pasado más de seis años desde que escribí la columna que habéis leído. A este número le ha costado todo ese tiempo, e incontables vicisitudes, llegar a ver la luz. Pero aunque sea tarde, y muy lentamente, Enric y yo seguimos trabajando para compartir con vosotros la historia de estos personajes, que nos persiguen como fantasmas. Y seguimos esperando, 10 años después de su creación, que Huérfanos os guste tanto como a nosotros.
Porque como ya os avisé una vez, hemos venido para quedarnos.

M.A. Garcías
Barcelona, Septiembre de 2010

Escribir un comentario en esta entrada

Si tienes cuenta puedes loguearte aquí y, sino, puedes registrarte aquí.

Lo sentimos, pero es necesario.
    BBcode  —  Normas de convivencia