tentaculo derecho
Blogs nitelini → Gente y Cuentos - La maldición en Velendil
nitelini

Últimas entradas en el weblog

Gente y Cuentos - La maldición en Velendil

Escrito por nitelini hace 8 días
Esto es una historia, tipo libro, y lo cuelgo aquí en subcultura en lugar de wattpad porque... ¿Por qué no? Disculpenme las faltas gramaticales, y apreciare a aquellos que las corrijan de igual manera los que hagan criticas tanto del tema como la forma narrativa, Un abrazo, y aquí esta el tocho

____________________________
1 Vida

Una fría y suave brisa resoplaba por las colinas elevando el aroma del pasto, el rocío llenaba de energía a aquel que madrugara en esas praderas, el cielo grisáceo sugería una ligera pero constante llovizna en el transcurso del día y anunciados por el resonar de los cascos iban en una cabalgata de marcha dos señores; Uno robusto, de tosco porte, mirada estoica, y cara prolija, su yegua rojiza con crines rizadas y negras rayando tonos azulados, dicho animal compartía la contextura de su jinete, de lejos la hubieras confundido por una res de no ser por la ausencia de cornamenta; El otro, anciano, con una mirada que reflejaba su carácter meditabundo, su cabello largo pero no tanto como el vello en su rostro e invadido de tonos castaños con tropezones de plata, ataviado con una sobretunica y caperuza desgastada para protegerlo del frío, la montura distaba más de su aparente personalidad , de un tono café, tenia un particular andar al trote y sus crines eran aun más laceas que el cabello del anciano

La mañana avanzaba dejando filtrar haces de luz entre las nubes, de igual manera ambos individuos proseguían su calmada cabalgata con rumbo a un pueblo en especifico, guiados por una carta - Maestro, me había dicho que al cabo de una hora estaríamos llegando a los aposentos de Erin, pero no estamos ni cerca del pueblo- declaro con incertidumbre y cierto aire de decepción el más robusto - Paciencia Rori, tu eres joven, el que esta en posición de quejarse es este pobre anciano quien su cadera no es igual de fuerte que cuando tenia veinte y cuya espalda da gritos mudos cada vez que se inclina- le respondió el canoso, ante sus palabras Rori hizo una mueca sugiriendo confusión y burla al mismo tiempo - Maestro no piense que me convencerá con eso, cuando cruzamos por la cumbre tormentosa me demostró que en definitiva la edad es algo mental,pero sigue teniendo la destreza de un muchacho de quince.

El viejo soltó una carcajada y la charla fue cortada por los sucesos de la escena. Pocas horas habían transcurrido desde que estaban peregrinando, y finalmente divisaron aquel poblado que tenían intención de visitar. Rodeado de colinas por un extremo y de viñedos por el otro, con casas góticas de una o dos plantas y unas cuantas acaudaladas mansiones que pertenecían a los señores dueños de esa tierra. Al adentrarse en la villa resonaban con mucha más fuerza los cascos de las monturas al chocar con el suelo de piedra de la avenida principal. Era una larga vía que llegaba de un extremo al otro, esta siendo cruzada en transversal por otra calle de piedra, de estas se partían pequeñas veredas rusticas de tierra que conformaban la urbanística del pueblo.

-Hela aquí, ¡hemos llegado pequeño Rori! - exclamó con alegría el anciano mientras se aproximaban a una casa común y corriente de la cual se escuchaban llantos, pero no de los cuales se supone una tragedia, sino un milagro. Se bajaron de sus monturas las dejaron atadas en el jardín frontal de la casa sin cuidado alguno y tocaron la puerta. Esperaron unos minutos y les dio paso un joven hombre de cabello castaño quien recibió con un cálido abrazo al canoso y estrecho las manos del gigante robusto algo intimidado por su contextura y tamaño - ¿Como esta tu señora Joseph? - preguntó el de avanzada edad - Ella esta bien, algo cansada pero estará encantada de recibiros su Ilustrisimo - con total seriedad el anciano realizó un ademan y replicó - No, si esta cansada dejadla descansar, nos quedaremos varios días por acá, así que podemos pasar más tarde si acaso no en otro día con más calma.

Fútil fue la cortesía del viejo pues pocos segundos después una moza de cabello rubio y rizado con una gran sonrisa les abordó efusivamente -¡Maestro Denned! Un gusto tenerlo en nuestra humilde posada, venga venga- La joven lo invito a ponerse de pie y llevarlo a una habitación aparte, sin duda el viejo era de confianza, con cualquier otro hombre Joseph se hubiera interpuesto o hubiera acompañado a su mujer.

En la otra habitación descansaba en una cuna un bebe, apaciguado al cuidado de otra moza de cabello castaño, probablemente cuñada o pariente de la rubia - Se parece a ti - susurro con una sonrisa el maestro Denned -¿Cómo se llama la criaturita?- agrego el anciano -Quería ponerle Joseph como su padre, pero el insistió en ponerle Johan- replico la madre del bebe -Oh, como tu padre Johana- seguía habiendo cierta calidez pero el comentario del hombre maduro trajo cierta nostalgia a la habitación -Su abuelo se hubiera enamorado de inmediato de el- agrego con una ligera tristeza la rubia -Fue un buen hombre, su sangre es bastante fuerte.

Guardaron silencio un momento, intercambiaron miradas, creció algo de tensión, se podía escuchar el escándalo de la calle a través de la paredes, sin embargo, esto no despertaba al bebe ni desviaba la atención de las personas en la pieza -Johana, acerca del otro tema que mencionaste en tu carta...- comento el maestro - Joselyn quiero estar un rato con el bebe, tomate un descanso, gracias por tu ayuda- La joven de cabellera castaña salio por la puerta dejando a los tres solos en la habitación.

______________________________________________

Notas: No he guardado mucho cuidado al escribir esto, puede que lo edite en un futuro cercano. Uno de mis mayores problemas a la hora de escribir es que cuando describo una escena a veces me inspiro mucho en algún detalle de la misma y se pierde el sentido original del párrafo, no obstante, procuro mantener cierta fluidez de manera tal que un punto y aparte se sienta en efecto como una pausa y no como un impase.

Buscando: dormir

Escribir un comentario en esta entrada

Si tienes cuenta puedes loguearte aquí y, sino, puedes registrarte aquí.

Lo sentimos, pero es necesario.
    BBcode  —  Normas de convivencia
    1. Avatar de cobee
      cobee dijo hace 7 días

      Pensé q era auto conclusiva XD nos dejaste con la intriga x.x